MDA

 

 

 

 

MDA

DATOS GENERALES

Origen

La MDA (3,4-metilendioxianfetamina), fue sintetizada por los químicos alemanes Mannish y Jacobson en 1910. Dos años después la compañía Merck la patentó como anorexígeno, aunque nunca llegó a comercializarla. En 1957 se describieron por primera vez sus efectos psicoactivos.

Denominaciones

En Estados Unidos fue llamada Mellow Drug of America (Dulce Droga de América), Love pill (píldora de amor), Hug-drug (droga del abrazo) o Amphetamine for lovers (anfetamina para amantes). En España se distribuye bajo los siguientes nombres: Dinosaurio, Trébol, Píldora del amor.

 

QUÍMICA

Identificación

En el mercado negro se comercializa en cápsulas y pastillas que pueden ser de cualquier forma, tamaño y color, y tener diferentes grabados.

Composición

En la literatura química existen alrededor de 20 diferentes maneras de sintetizar esta droga.

La mayoría parten de la aminización del aceite esencial de safrol o del compuesto llamado piperonal.

 

Formas de adulteración

En el mercado negro se adultera con anfetaminas, metilfenidato, talco, Aspirina® molida, etc.

 

FARMACOLOGÍA

Mecanismo de acción y formas de empleo

Las píldoras de MDA se administran de manera oral acompañadas con líquidos. Esta droga empieza a actuar entre los 30 y 60 minutos después de la ingestión, alcanzando un máximo a los 90 minutos y presentando una duración de entre 8 y 12 horas. Al llegar al cerebro la MDA se fija en los receptores adrenérgicos estimulando el SNC, con ello aumenta el nivel de vigilia, provoca una sensación de bienestar físico e intensifica las percepciones sensoriales y emocionales.

Usos terapéuticos

Bajo el código SKF y el nombre comercial de Anfedoxamina® se probó como fármaco anorexígeno sin buenos resultados. Tuvo más éxito como agente para el tratamiento de la depresión neurótica, aunque sus aplicaciones se vieron frenadas con la prohibición.

Dosificación

Las dosis bajas se calculan entre los 30 y 90 mg; las medias entre los 100 y 150 mg; y las altas entre 160 y 200 mg. Dosis de 500 mg pueden resultar fatales.

Efectos psicológicos y fisiológicos

Ann y Alexander Shulgin presentan en PIHKAL las siguientes bitácoras de vuelo con MDA:

(Con100 mg) “La subida fue gradual y placentera, tomó entre una hora y una hora y media hacerlo. El viaje fue eufórico e intenso a pesar de que tuve un día muy ocupado y empecé muy tarde. Una cosa que me impresionó fue la sensación de estar viendo el sentido de los eventos... vi que cada encuentro o evento es un potencial de crecimiento, y una oportunidad para que me dé cuenta de que estoy completo en donde estoy, aquí y ahora, no en algún futuro donde deba unir las piezas del pasado para un ensamblaje en el "allá". Se me recordó que debo vivir el momento en plenitud y sentí que haber visto esto era indicativo de que estaba en el camino correcto.”

 

(Con 128 mg) “Cuarentaicinco minutos después de la segunda dosis, cuando me senté solo en un cuarto, sin fumar, y donde no había ninguna posible fuente de anillos de humo, observé en el ambiente abundantes anillos curvos de humo gris toda vez que me sentí relajado. Visualmente esto tenía una realidad completa y no parecía muy necesario probar sus propiedades porque ciertamente era conocido y totalmente seguro que la fuente del fenómeno visual no podía ser externa al cuerpo. Cuando concentré mi atención en los detalles de las grises formas curvas tratando de notar cómo serían afectadas si pasara un dedo por su campo aparente, se desvanecieron. Después, cuando volví a relajarme, los anillos de humo estaban allí. Estaba tan seguro de que estaban verdaderamente allí como estoy seguro ahora de que mi cabeza está sobre mi cuerpo.” (16)

Asombrosamente Gordon Alles, descubridor de la amfetamina, reportó haber tenido prácticamente la misma experiencia visual. Inicialmente consumió 36 mg de MDA. Durante dos horas no experimentó ningún tipo de sensación y decidió administrarse una dosis adicional de 90 mg. A los 45 minutos de haber ingerido esta segunda dosis pudo observar anillos de humo llenando el aire y dirigiéndose lentamente hacia él:

“No había ningún origen que explicase su presencia. Sin embargo, observaba con facilidad aros de humo curvados en el entorno si enfocaba mi capacidad de observación. Cuando me concentré en los detalles de las formas curvas y grises e intenté percatarme de como las afectaría mi dedo, éstas se desvanecieron. Entonces, al volver a relajarme, los anillos de humo retornaron. Cuando estuve muy relajado, el lugar de observación objetiva fue llevado fuera del cuerpo, en un lugar situado arriba y a la derecha, detrás de mí. Me sentí obligado a girar mi cabeza alguna veces y mirar a la esquina superior de la habitación, preguntándome qué parte de mí podría hallarse allí arriba. Observaba mi situación subjetiva y mi comportamiento como si me encontrase en ese punto.” (4)

En el terreno físico todo lo que se sabe es que la MDA dilata las pupilas, provoca sudoración, disminuye el ritmo respiratorio y actúa como un inhibidor de la potencia orgásmica. Aún no se sabe nada respecto a sus posibles efectos a largo plazo.

Potencial de dependencia

Se desconoce.

 

¿QUÉ HACER EN CASO DE EMERGENCIA?

Cualquier alteración debe considerarse como urgencia médica puesto que no hay literatura médica al respecto.

 

HECHOS INTERESANTES

Régimen legal actual

La MDA está prohibida, pertenece a la Lista I.

Buscando el suero de la verdad

Una de las compulsivas metas de los cuerpos militares y de inteligencia después de la Segunda Guerra Mundial fue desarrollar agentes químicos que pudiesen servir como "sueros de la verdad" o drogas incapacitantes. Las agencias del gobierno estadounidense sobre todo, consideraron que el área de los psicodélicos podría ser un campo fructífero. La administración de drogas relativamente inexploradas a enemigos y sujetos desconocidos era una práctica común. En 1953 hubo un caso que vinculó la MDA con un paciente psiquiátrico llamado Howar Blauer que sirvió para encontrar la dosis letal. El ejército había contratado a varios médicos en el Instituto Estatal de Psiquiatría de Nueva York para explorar nuevos químicos provenientes del Arsenal de Edwood y uno de ellos, cuyo código químico era EA-1298, resultó ser la MDA. La última inyección fatal intravenosa que recibió Blauer fue de 500mg. (16)

La píldora del amor

A partir de los años sesenta, la contracultura norteamericana empezó a descubrir la MDA, que al igual que otras drogas como la mezcalina no era difícil de obtener aún en grandes cantidades ya que estaban disponibles para investigaciones científicas en diferentes casas abastecedoras de productos químicos que las vendían baratas bajo sus nombres químicos. En 1970 esta píldora del amor fue incluida en la lista I de la Comprehensive Substance Act. Ya antes se habían hecho algunos estudios sobre el potencial terapéutico de la MDA. Existen varios reportes médicos y un libro (The Healing Journey de Claudio Naranjo), que describe su utilidad en psicoterapia. Todos los investigadores que la usaron manifestaron resultados favorables para intensificar la empatía y provocar la introspección, no obstante, su inclusión en la Lista I decretó su inutilidad terapéutica. (15)

 

 

FUENTES DE CONSULTA ACERCA DE LAS DROGAS DE DISEÑO

1. Cabrera Forneiro José y Rafael Cabrera Bonet: "Consideraciones médico-legales y preventivas al uso de éxtasis en España", en L. San, et all: Alucinógenos, la experiencia psicodélica, Ediciones en Neurociencias, Barcelona, 1996.
2. Camí, Jordi: Farmacología y toxicidad de la MDMA (éxtasis), Ediciones en Neurociencias, Barcelona, 1997.
3. Camí, Jordi, et. All: "Farmacología clínica de la 3,4 metilendiosimetanfetamina (MDMA/'éxtasis')" en Fericlga, Joseph Maria, et all: Los enteógenos y la ciencia, Los libros de la liebre de marzo, Barcelona, 1999.
4. Capdevila, Marc: MDMA o el éxtasis químico, Los libros de la Liebre de marzo, España, 1995.
5. Escohotado, Antonio: El libro de los venenos, Ómnibus Mondadori, España, 1990.
6. Escohotado, Antonio: Historia General de las Drogas, Tomo III, Alianza, España, 1995.
7. Garza, Rogelio: "Rave: ¿reventón sin fronteras?", Picahielo, no. 7, México, 1er. sem. 1995.
8. Goodman, Alfred et allGoodman y Gilman. Las bases farmacológicas de la terapéutica, 8va. Edición, Panamericana, Argentina, 1991.
9. Informe de la Vigesimosegunda Reunión del Comité de Expertos, cfr. ONU, Consejo Económico y Social, doc. 
E/CN.7/1986.
10. Laurif, Phillip: Las drogas, Alianza, Madrid, 1989.
11. Leary, Timothy: "XTC: The drug of the 80's", Chic, USA, 07-1985
12. Leiva, M., et all: "Evolución del tráfico de las drogas de diseño",", en L. San, et all: Alucinógenos, la experiencia psicodélica, Ediciones en Neurociencias, Barcelona, 1996.
13. McClean, Rebecca: Interview with a drug designer and his wife: Alexander and Ann Shulgin, Internet: http://.igubu.saix.net/biz/saconcerts/shul.html
14. S. Adler y P. Abramson: "Geting high to 'exstasy'...", Newsweek, USA, 15-04-1985.
15. Shulguin, Alexander : "La legalización de ciertas drogas debería de ir acompañada de educación", Revista Muy Interesante, Año XVI, No. 2, México, Febrero de 1999.
16. Shulgin, Alexander y Ann Shulgin: PIKAL  Transform press, 1998, USA.
17. Schroeder, Richard: El mundo de las drogas: mito y realidad sobre el abuso, Edamex, México, 1990.
18. The Future Sinthetic Drugs of Abuse, DEA, McLean, Virginia http://hyperreal.com/drugachives.html
19. The Spirit of Raving, Internet: http://hyperreal.com/raves/spirit/intro.html
20. Royo, Jordi: A toda pastilla, Diputació de Barcelona, 1999.