Advertencias

Advertencias


Para los usuarios de drogas legales e ilícitas
Para los que nunca han consumido drogas ilícitas
Para las autoridades encargadas de hacer cumplir la prohibición
Para todos los lectores

Para los usuarios de drogas legales e ilícitas
El uso que le des a esta información recae exclusivamente sobre tu responsabilidad. Aquí encontrarás, entre otras cosas, datos específicos y sistematizados respecto a más de 40 drogas psicoactivas, incluyendo dosis bajas, medias, altas y letales; formas de detectar adulteraciones; consejos sobre qué hacer en caso de emergencia; información respecto a probables efectos psicológicos y daños potenciales a la salud. Es necesario que tengas en cuenta qu estas páginas únicamente contienen  información sobre casos generales, mientras que la dosificación exacta de las drogas, así como sus efectos a nivel físico y psíquico, dependen de múltiples factores, por lo que no es posible garantizar la respuesta de ningún organismo ante ellas. Lo que sí es posible garantizar es que como efecto secundario de leer y analizar esta información, te sentirás en paz. Además de poseer información útil y esencial para tu supervivencia, te darás cuenta de que probablemente las drogas que consumes son menos perjudiciales para la salud que las drogas legales más populares, sabrás que es posible evitar la adicción física aún en los casos de las drogas más peligrosas, y podrás darte cuenta, si es que no lo has descubierto aún, que tú tienes poder sobre las drogas en todo momento y bajo cualquier circunstancia, por el simple hecho de que tú eres el único dueño de tu voluntad y ellas necesitan de ti para introducirse en tu organismo. Como tú decides sobre ellas y no ellas sobre ti, no hay necesidad de dar pie a que te traten como un criminal, como un enfermo o como un débil mental. Tú tienes el poder sobre ti mismo y sobre tu vida, lo cual te permite comportarte con integridad e inteligencia, cuidarte, y lo más importante: responsabilizarte de todos tus actos y sus eventuales consecuencias para no convertirte en una estadística más en el saldo negativo en contra de las drogas. 

Para los que nunca han usado drogas ilegales
La lectura de este libro puede ocasionar que cambies de actitud respecto a las drogas y respecto a sus consumidores. No te asustes. Esto no quiere decir que al terminar de leer Las drogas tal cual desearás ingerir alguna de ellas. Esto quiere decir que, como consecuencia lógica de analizar la información que aquí encontrarás, podrías comenzar a cuestionarse si la legislación internacional en materia de drogas realmente busca proteger la salud de los usuarios de sustancias ilegales o si es otro el fin que persigue la prohibición. Quizá también pudieras llegar a plantearte la posibilidad de que los usuarios de tales sustancias no necesariamente están buscado la destrucción de sí mismos, de su familia y de la sociedad. El efecto secundario de leer este libro pudiera ser pues, que sientas paz al abandonar el temor y las posiciones extremas a las que conduce la desinformación total o la información parcial manipulada en virtud de diversos factores y fines.

 Para las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley antidrogas
Mi intención no es despertar la curiosidad de los novatos, sino compartir información veraz y necesaria entre quienes han decidido cursar en esta vida la materia optativa "Drogas", por lo que afirmo que en estas páginas:

·        no promuevo la infracción de ninguna ley (por injusta o arbitraria que parezca)

·        no recomiendo el uso de ninguna droga ilegal (aunque ocasione menos estragos físicos que drogas social y legalmente aceptadas). 

Para todos los lectores
Los datos farmacológicos que aquí se presentan fueron recabados tanto empíricamente como en diversas fuentes especializadas. La mayoría de ellos están revisados por el psiquiatra Jorge González Olvera, egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, a quien agradezco profundamente su colaboración desinteresada en la difusión de esta información, donde quiera que esté.